viernes, 31 de agosto de 2012

¡¡¡SE ACABÓ JODER!!!

SOLO PIENSAS EN TI Y EN TU PUTO CULO, PERO JURO QUE ESTA VEZ SE ACABÓ DE VERDAD. GRACIAS POR OTRO DETALLE TAN LINDO COMO LOS QUE TENGO YO CONTIGO NENE. QUE TE JODAN.

lunes, 27 de agosto de 2012

Uno más ;

y no puedo compartirlo contigo. Este sería el tercer cumpleaños que pasaría contigo y puedo asegurarte que me haría tanta o muchísimas más ilusión que el primero... Pero no puede ser así y lo que toca es aguantarse una vez más, aunque me provoca tristeza no poder compartir ni un minuto contigo porque es un día importante en el que me encantaba darte sorpresas y pasar el día juntos con todos los demás. Supongo que es algo que hay que aceptar de alguna manera y resignarse a recibir un "Gracias", si es que lo recibo.

Desafortunadamente hoy, coincide con el día que hace seis meses terminó todo y sí, yo me sigo acordando aunque tú ni sepas ni en que día ni en que mes se acabó. Quizás es por que a mi me sigues importando... Me jode admitir lo que todo el mundo me dice, que soy una tonta y una gilipollas por seguir en el mismo punto donde todo acabó pero, ¿Qué puedes pedir cuando te enamoras perdidamente? Nada... Solo puedes pedir tiempo y que el se encargue de todo...
Supongo que del amor al odio hay un paso y tú, tú lo has dado y yo he decidido no cruzar esa fina línea que separa esos sentimientos porque eres superior a todo mi orgullo y porque todo lo que siento por ti es más grande que todo el odio que puedas tener hoy en día tú hacia mi.

Supongo que esta entrada tampoco la leerás ya que ahora no importa nada de lo que yo pueda decir o piense, ahora solo queda esperar a que te dé una de tus venadas y me hables diciendo que todo acabó y que solo fue una mala época que tuviste (SOLO CONMIGO) y que igual me echas un poco en falta. Pero no sé, supongo que es mucho pedir y el tiempo pasa muy lento para nosotros dos...

No quería que esta entrada desprendiese parte de "dolor" por todo lo pasado estos seis meses, pero estoy escribiendo lo que pienso y pienso completamente todo esto.
Solo quería que fuese una entrada más que quede para recordar que yo me sigo acordando de tus cumpleaños y de todas tus fechas importantes y que aunque ya no pueda, me gustaría seguir pasándolas contigo, sean fechas buenas o fechas malas. No importa lo que pase, te prometí estar siempre y aquí estoy, aunque no me hables ni yo a ti.

Solo me queda darte las felicidades por esos dieciocho años que sé que los vas a disfrutar como nadie y que los vas a celebrar por todo lo alto... Espero que todo te siga yendo tan bien como estos seis meses en los que sé que has sido más feliz que en todo el tiempo que hemos estado juntos. Mi única tristeza es esa, que no supe hacerte feliz como debería de haberlo echo.

Dulces 18.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Pasan los meses ;

y yo todavía sigo pensando que algún día volverás... Quizá la culpa no sea mía, y de alguna manera tampoco tuya... Sino porque siempre me han enseñado que si luchas por algo que quieres y deseas con todo tu corazón, la vida te recompensa y por eso lo de "El que la sigue, la consigue". Yo empiezo a creer que si tan diferente soy en unas cosas a todo el mundo, ¿También tendré la mala suerte de ser distinta en esto y que a mí no me llegue la recompensa? No sé... Casi van seis meses desde que todo aquello pasó y sigo sintiendo totalmente lo mismo que sentía hace dos años y aunque tú ya te hayas olvidado de todo lo que pasamos, de todo lo felices que fuimos y de todo el amor que me tenías, quiero que sepas que yo no, que yo las cosas bonitas contigo, las recuerdo todas... Que siempre ganan los momentos buenos a los malos, que cualquier mínimo detalle se hacía perfecto para arreglar nuestros problemas... Pero bueno, parece que las cosas no son siempre como queremos, ni por supuesto mucho menos como solemos prometer...
Algo que de verdad echo en falta es hablar contigo pero, ¿Realmente puedo hacer algo? No... A ti ya te da igual como yo me pueda sentir, si tengo ganas de hablar contigo, si me pasa algo, si me encuentro bien, como puedo estar por no tener contacto alguno contigo y ser como desconocidos después de año y medio...
Supongo que la gente puede opinar lo que le de la gana ¿no?, pues todo el mundo opina que es imposible que si tan enamorado has estado, te hayas olvidado de todo tan rápido y como si no te importase hacerlo, como si no conllevase nada, como si borrar año y medio de tu vida te diese igual... No sé, quizá nada es así y yo tengo una imagen errónea de ti, pero tampoco tengo manera de averiguarlo porque definitivamente todo está como siempre habíamos dicho que no estaría, ¿Y ahora qué? ¿Ahora que es lo que toca? ¿Qué es lo siguiente? Porque ya no hay nada más que puedas hacer para tratar de pensar que no he existido en tu vida, que jamás nos hemos conocido, que nunca nos hemos besado, que nunca nos hemos querido más que a nada el mundo, que nunca hemos llorado juntos... No hay nada más que puedas hacer.
Una de las cosas que probablemente más me duela es que ahora nunca jamás pondrás de tu parte, ni reconocerás todas las cosas que han pasado en estos seis meses... Todas y cada una de las cosas que he hecho por ti, todo lo que he luchado por ti, aunque haya cometido algún error y tu también los hayas tenido... Todo lo bueno, nunca lo recuerdas y todos los esfuerzos que hemos tenido que hacer para demostrar a la gente que se equivocaban y no íbamos a durar solo un par de meses... Todo lo que juntos hemos superado, todo lo mucho que nos hemos ayudado... Eso, eso no cuenta ahora...
Supongo que ahora lo único que queda una vez más, es esperar a que el tiempo decida lo que pasará y si algún día el destino nos volverá a juntar... Yo por el momento voy a seguir esforzándome por esto que he prometido que haría y así lo estoy cumpliendo solo por si algún día te das cuenta de que ya no tienes a nadie todos los días diciéndote que te quiere y que te echa de menos...

Y esto solo son pensamientos de una tarde en la que necesito hablar contigo, pero he prometido que no lo haría y no puedo hacerlo... Solo tengo que esperar cinco días más.

- Ni toda la vida ni toda el agua del mar podrá borrar todo el amor que me enseñaste tú a sentir -