lunes, 27 de mayo de 2013

Mmmm

Hay cosas en la vida de las que nunca te arrepentirás o al menos eso piensas hasta que pasa... En mi caso tengo clara una cosa, no me arrepiento de haberte conocido ni de llevarte en mi piel, pero sí me arrepiento de haber estado mal un año entero por alguien que no merece la pena, por alguien que no es de verdad, por alguien que un día dice una cosa y al día siguiente otra, por alguien que te trata como quiere sin que hayas hecho nada malo, pues ¿sabes qué? La tontería se te acabó, porque si tanto decías que perder el contacto conmigo te dolería, que si yo hubiera tenido malas palabras para ti y malas caras, te dolería, pues todo eso que decías que te dolería, te va a doler... Bueno "te va a doler" más bien, porque tampoco sé si todo eso que has dicho es verdad, como otras tantas cosas que tampoco sé, porque ya es imposible saber cuando hablas de verdad y cuando no, es algo que a veces tengo la curiosidad de saber ya que nunca sé cuando hablaste de verdad en estos casi 3 años (algo muy triste la verdad.....), pero bueno, con el tiempo se va pasando todo y me empieza a dar igual.

Solo espero que si alguien confía en ti alguna vez más, no llegues a defraudarlo/a porque, aunque pienses que no, hay gente que valemos la pena y somos de verdad.

jueves, 18 de abril de 2013

Quizás ;

Quizás nunca llegues a leer esto.
Quizás si lo haces te da igual.
Quizás si llegas algún día hasta este blog, es para ver lo que pienso de todo lo que está pasando.
Quizás te siga dando igual.
Quizás ni siquiera te pares a leer dos entradas seguidas, porque te ABURRO.
Quizás no te enteres de nada porque no tienes ni un solo sentimiento.
Quizás no tienes ni puta idea de todo lo que ha cambiado.
Quizás no quieras ni descubrirlo, pero hablas demasiado.
Quizás no hables ni un solo día porque tu orgullo te lo impide.
Quizás estés perdiendo a una gran persona.
Quizás estás jodiéndola día a día pero, quizás de nuevo, te vuelva a dar igual.
Quizás NO TIENES NI PUTA IDEA DE TODO EL PUTO MAL QUE ME ESTÁS HACIENDO.
Quizás te guste ser un cabrón con alguien que siempre ha estado ahí cuando lo necesitabas.
Quizás tu indiferencia llegue hasta lugares inimaginables.
Quizás vuelvas otra y otra y otra y otra vez contándome el mismo puto cuento.
Quizás vuelvas a pedir perdón "de corazón" Y VUELVAS A FALLAR.
Quizás yo ya no me crea ni una sola puta palabra tuya.
Quizás ya no lo hago y quise darte un margen para ver hasta donde habías llegado.
Quizás haya acertado de nuevo porque, NADIE CAMBIA DE UN DÍA PARA OTRO.
Quizás todo lo que querías era quedar bien o tenerme cuando quisieras.
Quizás pensé que podía ser de verdad una milésima de segundo.
Quizás lo mejor, sea no volver a vernos nunca.
Quizás tú nunca más vuelvas a pensar ni un segundo en mí.
Quizás yo sí lo haga porque te llevo en mi piel.
Quizás tú te rías cada día de que alguien haya hecho eso por ti, pero JURO que NADIE más te ha querido como yo.
Quizás ahora todo sea "duro" porque la calle es dura.
Quizás no tengas ni puta idea de nada y tengas en tu cabeza algo que no es verdad.
Quizás estés llevando una vida que no es la tuya.
Quizás estás montándote tu propia película.
Quizás creas que eres el jefe, que nadie te puede toser.
Quizás algún día lleves más palos encima de los que nunca llegaste a imaginar.
Quizás algún día de eses, llegues a madurar.
Quizás pienses en todo lo que llevas hecho hasta entonces y te ARREPIENTAS.
Quizás no conozcas esa palabra.
Quizás alguien tiene que hacerte ver la verdadera realidad.
Quizás no escuches a nadie más que no seas tú.
Quizás estás bastante equivocado.
Quizás si llegas a leer esto, vengas a decirme que quien soy yo para decir nada de ti.
Quizás me la sople tanto que me reiré.
Quizás te diré que te metas un dedo en el culo y le des vueltas.
Quizás ME DES PUTO IGUAL Y ME IMPORTES UNA JODIDA Y PUTA MIERDA.
QUIZÁS ALGÚN DÍA TE TRATE COMO LLEVAS HACIÉNDOLO TU UN PUTO Y JODIDO AÑO, Y SIENTAS TODA LA PUTA MIERDA QUE LLEVO AGUANTADO POR TI Y POR TUS PUTAS GANAS DE CREER QUE PUEDES HACER CON CUALQUIER PERSONA LO QUE QUIERAS, Y NO COJONES. NO TIENES NI PUTA IDEA DE NADA.
QUIZÁS ALGÚN DÍA, CUANDO MADURES, LLEGARÁS A PENSAR QUE COÑO HAS HECHO CON TU PUTA VIDA, Y QUE HAS HECHO CON LA VIDA DE UNA PERSONA QUE TE LLEGÓ A AMAR DE VERDAD, ESO QUE RARAS VECES SE CONSIGUE. PUES SÍ, TÚ HAS SIDO AFORTUNADO TENIENDO A ALGUIEN QUE LO HACÍA Y LO HAS JODIDO. COMO SIEMPRE. COMO TODO.
QUIZÁS NO TENGAS PUTA IDEA DE LO QUE SIENTO DÍA A DÍA.
QUIZÁS NO PIENSO COHIBIRME NUNCA MÁS POR TI.

QUIZÁS................

domingo, 14 de abril de 2013

Cuando sepas de mí

"Cuando sepas de mí, tú disimula. No les cuentes que me conociste, ni que estuvimos juntos, no les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido de no ser por los dos. Primero, porque jamás te creerían. Pensarán que exageras, que se te fue la mano con la medicación, que nada ni nadie pudo haber sido tan verdad ni tan cierto. Te tomarán por loca, se reirán de tu pena y te empujarán a seguir, que es la forma que tienen los demás de hacernos olvidar.
Cuando sepas de mí, tú calla y sonríe, jamás preguntes qué tal. Si me fue mal, ya se ocuparán de que te llegue. Y con todo lujo de detalles. Ya verás. Poco a poco, irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la única playa del mundo sobre la que ya nunca más saldrá el sol. Y si me fue bien, tampoco tardarás mucho en enterarte, no te preocupes. Intentarán ensombrecer tu alegría echando mis supuestos éxitos como alcohol para tus heridas, y no dudarán en arrojártelo a quemarropa. Pero de nuevo te vendrá todo como a destiempo, inconexo y mal.
Qué sabrán ellos de tu alegría. Yo, que la he tenido entre mis manos y que la pude tutear como quien tutea a la felicidad, quizás. Pero ellos... nah.
A lo que iba.
Nadie puede imaginar lo que sentirás cuando sepas de mí. Nadie puede ni debe, hazme caso. Sentirás el dolor de esa ecuación que creímos resuelta, por ser incapaz de despejarla hasta el final. Sentirás el incordio de esa pregunta que jamás supo cerrar su signo de interrogación. Sentirás un qué hubiera pasado si. Y sobre todo, sentirás que algo entre nosotros continuó creciendo incluso cuando nos separamos. Un algo tan grande como el vacío que dejamos al volver a ser dos. Un algo tan pequeño como el espacio que un sí le acaba siempre cediendo a un no.
Pero tú aguanta. Resiste. Hazte el favor. Háznoslo a los dos. Que no se te note. Que nadie descubra esos ojos tuyos subrayados con agua y sal.
Eso sí, cuando sepas de mí, intenta no dar portazo a mis recuerdos. Piensa que llevarán días, meses o puede que incluso años vagando y mendigando por ahí, abrazándose a cualquier excusa para poder pronunciarse, a la espera de que alguien los acogiese, los escuchase y les diese calor. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos, con las mismas manos con las que construimos un futuro que jamás fue, son esas anécdotas estúpidas que sólo nos hacen gracia a ti y a mí, escritas en un idioma que ya nadie practica, otra lengua muerta a manos de un paladar exquisito.
Dales cobijo. Préstales algo, cualquier cosa, aunque sólo sea tu atención.
Porque si algún día sabes de mí, eso significará muchas cosas. La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tan lejos de ti como yo quería. La segunda, que por mucho que lo deseaste, tú tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos feliz. Sí, feliz. La tercera, que tu mundo y el mío siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad. Y la cuarta, -por hacer la lista finita-, que cualquier resta es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió.
Nada de todo esto debería turbar ni alterar tu existencia el día que sepas de mí. Nada de todo esto debería dejarte mal. Piensa que tú y yo pudimos con todo. Piensa que todo se pudo y todo se tuvo, hasta el final.
A partir de ahora, tú tranquila, que yo estaré bien. Me conformo con que algún día sepas de mí, me conformo con que alguien vuelva a morderte de alegría, me basta con saber que algún día mi nombre volverá a rozar tus oídos y a entornar tus labios. Esos que ahora abres ante cualquiera que cuente cosas sobre mí.
Por eso, cuando sepas de mí, no seas tonta y disimula.
Haz ver que me olvidas.
Y me acabarás olvidando.
De verdad."

Risto Mejide.

martes, 26 de marzo de 2013

La verdad...

La verdad es lo que cada persona cree, lo que cada persona siente en cada momento. Pero... ¿Los demás podemos saber la verdad de cualquier otra persona? Yo creo que no. Solo el tiempo es capaz de demostrar una pequeña parte de esa "verdad" y aun así a muchos de nosotros se nos quedarán muchas dudas dentro que nunca podremos resolver...
También muchos de nosotros preferimos quedarnos con esas dudas y no saber muchas de esas verdades que, en muchos casos, son verdades de las que pueden llegar a doler más de lo que nadie imagina.

Siempre sufrimos por tonterías que, al fin y al cabo, con el tiempo dejan de doler y ahí es cuando te acabas dando cuenta de que has perdido un tiempo valioso por no ver más allá de todo eso... Pero también es cierto que muchas de esas cosas, las buscamos aunque no nos demos cuenta. Como por ejemplo, enamorarnos. Para mí ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado, pero también ha sido una de las peores. Cuando todo es alegría, besos, noches incontrolables, caricias, miradas, sonrisas... Es como estar en una nube, como si nunca pensaras que eso te fuese a pasar a ti, estás totalmente feliz pensando en que nada malo puede pasar, pero sí, en muchas ocasiones, por no decir todas, acaba pasando algo malo. Hasta que empiezas a ver que nada de lo que has hecho durante todo ese tiempo ha hecho feliz a esa persona. Ahora es cuando llegan las lágrimas, las noches sin dormir y todas esas preguntas que te haces. Pero, ¿Todas esas preguntas servirán de algo? ¿Te ayudarán a salir de ese bache? Para mí, todo lo contrario... Esas preguntas, esas dudas y todo lo que conlleva esa situación solo llevan a desesperarte por saber en lo que has fallado, para saber que puedes cambiar para que todo vuelva a ser igual... Pero, ¿Y si esas preguntas no son contestadas con verdades? ¿Y si no llegan a ser ni contestadas? Puede que no llegues ni a ver la puerta de salida, pero siempre hay una de emergencia. Siempre hay la opción de tragarte todo eso, de sacar de todos esos sitios a esa persona, de darte cuenta que no te hace falta una pareja para ser feliz, porque la verdad de esa situación es que solo son sentimientos y por muy fuertes que sean, el tiempo acaba con ellos.

Personalmente pienso que por mucho tiempo que pase, por muchas experiencias sentimentales que una persona tenga, siempre, y digo SIEMPRE, te vas a acordar de la persona que fue tu primer amor con un cariño especial por muchas cosas malas que hayan pasado en todo ese tiempo... Vas a acordarte de esa persona con la que te has equivocado tantas veces, de la misma con la que has compartido tus primeras experiencias, con la que has discutido por cosas tan sumamente insignificantes, por la que has sufrido tanto tiempo una debilidad enorme, pero ¿Sabéis qué? De todo esto, se aprende... Yo por lo menos he aprendido muchísimas cosas, más de las que mucha gente piensa. A veces, que estas cosas se acaben y comiencen otras nuevas, es bueno. Te hace madurar como persona, te hace avanzar en tu vida y no estancarte en una sola cosa, habiendo miles y miles en el mundo que seguramente te acabarías perdiendo. Pero muchas veces, para ser feliz, hay que sufrir primero, y creo que es mi hora para ser feliz.

Hoy mismo me he dado cuenta de que hay cosas que aun me duelen, pero no por que haya sentimientos, sino porque después de tanto tiempo, hay cosas que ya no hace falta decir. Cosas que a veces pienso que se dicen solo por intentar remover el pasado y dejar claro un cierto desprecio por todo lo vivido. Pero ¿Sinceramente? No me importa lo que digas, yo me quedo con todo lo bueno y todo lo que he aprendido. Y sí, quizás haya llorado en algunas ocasiones con ciertas cosas, pero siempre viene bien desahogarse un poco y darse cuenta de que ya no lloras de la misma forma en la que lo hacías antes, porque ya no hay sentimientos hacia esa persona.

...de todo esto, es que lo mejor que se puede tener, son los amigos. Los amigos de verdad.

martes, 12 de marzo de 2013

¿DEMOSTRAR?

¿ALGUIEN SABE LO QUE ES ESO? Creo que la mayoría de la gente se olvida muchas veces de ese término. Ahora lo que hay son palabritas bonitas por todos los rincones, que si "Eres el/la mejor", que si "Nunca te voy a fallar", que si "Siempre juntos" y todas esas cosas que cada uno de nosotros sabemos, y que seguramente muchos hayamos cometido el error de utilizar. Pero con el paso del tiempo te das cuenta de todo lo que hay, de los "amigos" y los AMIGOS que tienes, de la gente que te quiere ver caer y la gente que TE QUIERE a secas.
La verdad es que este último año he visto bastantes cosas, muchas de ellas que no me esperaba y la verdad me han dolido mucho más de lo que la gente piensa, pero ¿Sabéis que? Ahora, después de todo este tiempo, es cuando agradezco muchas de esas cosas, porque son las que ahora me hacen ver toda la mierda que hay detrás de cada palabrita bonita. Que con un "PERDÓN" no se arreglan las cosas, que PERDONAR NO ES OLVIDAR, que la confianza tarda MUCHO en consolidarse y MUY POCO en perderse, que un "He cambiado" si no se demuestra, pierde todo su significado, lo que cuenta es demostrar que verdaderamente se ha hecho, con esas cosas que antes había y ya no están.

Tengo que dar las gracias a toda esa gente que me ha fallado, porque me han hecho más fuerte, han hecho que ya no confíe en nadie, que no me crea todo lo que me dicen y que quién menos te lo esperas, te falla. GRACIAS A TODOS VOSOTROS.

A los demás, a vosotros que cuento con los dedos de una sola mano, en este año os debo más de lo que me deberéis vosotros en toda vuestra vida. Simplemente, sois parte de mi.

martes, 5 de marzo de 2013

Déjame que te cuente un secreto,

acércate a mí para que puedas escucharlo y sobre todo, para que puedas entenderlo bien. “Hacerme daño debería ser el menor de tus problemas” porque no te quiero como un padre protector, para eso ya tengo a uno en mi casa. No quiero escuchar te quieros mal dichos, o que suenen a poco, porque no es lo que pido, esos, te los puedes guardar para los demás, no quiero que me llames todos los días, y mucho menos verte, podríamos llegar a cansarnos el uno del otro, y no está bien, se acabaría el juego.
Yo lo que quiero es que me mires entre la gente, porque, solo así sabré que lo haces realmente porque quieres, y no porque tienes que “cumplir”, como una especie de guión. Quiero sentir como me abrazas cuando menos me lo espero, quiero levantarme, ponerme de pie, mirarte, sonreír e irme a dar una vuelta, darme la vuelta y ver la cara que se te ha quedado, para luego volver, taparte los ojos y así, hacerte entender que el daño no tiene cabida entre nosotros. Me apasiona la idea de estar un par de días sin saber de ti, incluso una semana entera, si luego vas a deleitarme con esa sonrisa que tanto me gusta y tu olor. Entiéndeme, yo no soy precisamente la chica perfecta para tener al lado durante un tiempo, podrías llegar a desesperar… quiero diversión, juego, excitación… y eso, solo me lo das tú, de momento.



lunes, 28 de enero de 2013

Volvía ;

y se marchaba otra vez, me decía con esa brutalidad que de aquella se llamaba sinceridad que ya no me quería, y después de humillarme y de hacerme comprender que yo era más o menos una mierda y por culpa mía habíamos fallado como pareja, volvía a llamarme al cabo de una semana y me decía más atormentado que nunca que lo estaba pasando muy mal, que ahora se daba cuenta de que su vida era yo. Pero yo ya estaba cansada. Aun así, como una idiota, hipnotizada otra vez, le permitía que volviera...

Después de mucho aprendí, que hay cosas que es mejor no aprender, aunque ahora ya sé lo que no debo de hacer nunca más.


martes, 8 de enero de 2013

sentimientos ;


El año no comienza muy bien... Quizá pensé que podía plantearme en serio acabar con todo esto que se mueve por mi cabeza pero, de nuevo y una vez más, me es imposible.

Cuando era más joven pensaba que estas cosas solo pasaban en los cuentos, en películas... y que nunca me pasaría a mi pero, aquí estoy. Enamorada como una gilipollas de alguien que ya no sé si merece la pena. ¿Os habéis parado a pensar todas esas cosas que os gustaría que alguien hiciese por vosotros para demostraros que os quiere? Seguro que sí, pero lo que nos os habéis parado a pensar es que quizás hay alguien que las esté haciendo poco a poco por vosotros y no lo veis por que no es esa la persona de la que vosotros os lo esperáis y realmente no lo valoráis nada o casi nada.

Yo puedo decir que he hecho un montón de cosas por las que otra gente daría mucho, y en este caso no se valora ninguna. Aguantar todo lo que me echen, todos y cada uno de los malos días de una persona, todas las veces que está mal, ya que las que está bien no cuenta conmigo, he tenido todos y cada uno de los detalles que he podido llegar a imaginar que le gustarían, noches en vela por pensar como seguir luchando de una manera distinta, textos y más textos escritos para por lo menos saber si cuándo los lee hay algo que se le remueve dentro, detalles personales que nadie podría dárselos si no conoce su pasado y su presente...
Cosas de las que no me arrepiento, ni me quejo por no recibir lo mismo a cambio, lo único que pido es sinceridad y sobre todo valoración ante tantas cosas que alguien no hace por que sí.

Quizá en unos años veré todo esto como una gilipollez y una pérdida de tiempo, pero no vivo en el futuro, vivo en el presente y en este presente quiero luchar por algo que verdaderamente me importa, por que ¿a quién no le han enseñado a luchar por algo que quiere? ¿a quién no le han dicho "si te lo propones, puedes conseguirlo"? Pues yo me lo he tomado al pie de la letra, y más todavía cuando tú mismo me lo has demostrado y has hecho que yo me vea más fuerte ante cualquier golpe que pueda recibir de la vida, por eso ahora, casi once meses después, sigo aquí, con tantas ganas como el dieciséis de julio de hace dos años...

Seguramente muchos pensaréis que estoy obsesionada, que lo olvide ya, que hay muchos más tíos y todo eso que me habéis dicho tantas veces... Pero cuando realmente encuentras a una persona que te da cariño, te demuestra todos los días que le importas, se preocupa por tus problemas personales, que es como un mejor amigo, que te besa y no es un beso más y sobre todo, con el que has hecho muchas primeras cosas que ya da igual con quién las hagas por que vas a recordar que ese sitio era de esa persona y tuyo... Después de esas cosas y de muchas más, ya no quieres a otra, ya no necesitas encontrar a otra persona que te de todo eso y muchas cosas más, por que ya te has acostumbrado a que sea así y sobre todo, a que todo eso sea con esa persona tan especial. Pero estoy segura de que todos los que me decís todo eso, os llegará el día en el que os veáis luchando por algo que de verdad necesitáis, perdiendo el culo y haciendo lo imposible por no perderlo y sentiréis muchas cosas de las que llevo yo sintiendo todo este tiempo, algunos quizás lleguéis a comprenderme y otros muchos ni os acercaréis a lo que yo siento...

Nada es imposible, pero lo que verdaderamente vale la pena, cuesta.